JACK RUSSELL TERRIER - como cuidar a mi perro

Criar a un cachorro de perro con biberón

La leche maternizada es fundamental para criar con biberón a un cachorro, ya que la de vaca contiene demasiada lactosa que le puede provocar diarrea

alimentar_cachorro_biberon-  co

Lo apropiado es que un cachorro se críe con su madre, hasta los dos meses y medio de edad, pero en caso de que no sea posible, bien porque es huérfano, bien por otras circunstancias que impidan a la madre amamantarle, se puede criar al cachorro con biberón en casa.

El cachorro debe alimentarse con leche maternizada

Las leches maternizadas para cachorros consiguen muy buenos resultados en la crianza de estos con biberón

Un cachorro de perro alimentado con biberón debe tomar leche maternizada específica para él. La leche de vaca no es apropiada, ya que contiene demasiada lactosa, un azúcar que puede provocar diarrea en los cachorros. Por otro lado la leche de vaca es muy pobre en proteínas y grasas, si la comparamos con la de una perra.

9 reglas para el parque - Como cuidar a tu perro

Cuando un cachorro no está con su mama, lo más complicado de suplir es el vínculo que se establece con ella durante la lactancia. La socialización del cachorro, que debe aprender a relacionarse con sus congéneres, se realiza en buena medida a través del contacto con la madre. La camada es fundamental para que el perro crezca equilibrado y bien socializado. Por ello es importante que cuando el cachorro haya superado la fase de lactante, se relacione con otros perros y que su entorno social y experiencias sean lo más enriquecedoras posible.

 

 

Elegir el biberón del cachorro

La leche maternizada específica para cachorros lactantes se vende en las clínicas veterinarias y establecimientos especializados en alimentación canina. Junto con el recipiente de la leche, se adjunta un biberón específico para alimentar a cachorros.

El biberón está marcado con varias medidas, que permiten cuantificar la leche que el cachorro precisa, según su edad y peso. El prospecto que adjunta el recipiente de la leche canina explica el número de tomas diarias que necesita el pequeño para su correcto desarrollo. Lo habitual es que el cachorro haga una toma cada cuatro horas. Aunque el cachorro esté dormido, conviene aún así ofrecerle, con cuidado y delicadeza, el biberón. En caso de que el cachorro se despierte antes de las cuatro horas y este inquieto y demande alimento, se le puede adelantar la toma sin problema.

Con el tiempo, cuando el cachorro alcanza las tres semanas de edad y ya cuenta con dientes incipientes, se le puede comenzar a administrar una papilla adaptada, o iniciarle a la comida especifica para  su edad. Este seria el momento en el que, si la madre estuviera con el cachorro, comenzaría el destete.

Con tres semanas de edad, aún conviene ofrecer al cachorro biberón con leche maternizada específica, aunque también comience a comer otros alimentos.

Aprender a dar el biberón al cachorro

El cachorro puede tomar el biberón recostado en la propia cama donde duerme. No es necesario cogerle en brazos. “Lo mejor es ofrecerle la leche tal y como lo haría su madre: tumbado. De esta manera, se evitan posibles atragantamientos que se puedan producir si se colocara al cachorro boca arriba como si fuera un bebe humano.

La tetina del biberón del cachorro lactante es ergonómica. Está preparada para que el perro pueda sujetarla con comodidad mientras permanece tumbado. De esta manera, también se evita que, durante la toma, el cachorro pierda su temperatura corporal.

Masajes y cuidados tras la toma del biberón

Después de dar el biberón al cachorro, lo más importante es vigilar que haga una deposición, como muy tarde, transcurrida una hora tras la toma. En caso de que el cachorro no defeque, los masajes en la zona del vientre y del ano, con un paño húmedo y templado, ayudan a estimular la digestión del pequeño. La mama lo haría de forma natural. Ella lame la zona del vientre y del ano de su camada. Lo importante es que el cachorro no esté estreñido ni tenga diarrea. En caso de que así fuera, es conveniente consultar con el veterinario.

Por otro lado, la leche maternizada que toma el cachorro le mantiene hidratado, así que no es necesario forzarle a que tome más agua. Cuando el cachorro es más mayor, a partir de las tres semanas de edad, y comienza a caminar y tomar alimentos, comenzará también a beber agua, de manera paulatina.

Celo de las hembras - Como cuidar a mi perro

Controlar el peso del cachorro en casa

La mejor señal de que el cachorro está sano y se desarrolla de manera correcta es que gane kilos. Por ello, es importante controlar su peso cada semana. Lo habitual es que el peso se duplique a los diez días de edad. En caso de que se detecte que el cachorro no tiene ganancia de peso, tiene diarrea, no defeca o lo hace con dificultad, es conveniente consultar al veterinario.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *