Leishmaniosis caninas - como cuidar a mi perro

La Leishmaniosis Canina

En esta época empiezan a aparecer los tan temidos mosquitos, que nos despiertan por la noche y sobre todo empieza la temporada de La Leishmaniosis Canina es una grave enfermedad parasitaria producida por protozoos parasitarios del género Leishmania, en especial del Leshmania infantum, que se transmite a los perros a través de picaduras de mosquitos (hembras). Estos insectos se convierten en portadores de la enfermedad al picar previamente a otros perros enfermos de leishmaniosis. Su sencilla propagación y el hecho de que la leishmaniosis canina puede ser mortal, hace que la prevención sea el arma más efectiva para proteger a nuestra mascota.

Los flebotomos no se pueden ver a simple vista como otros mosquitos. Son de tamaño pequeño, con pilosidades y dos alas (2,5-3 mm de largo) que, a diferencia de las demás especies de mosquitos, no emiten un sonido de zumbido al volar. El color va desde pajizo claro a marrón oscuro. Cuando se disponen a picar, saltan con las alas erguidas sobre el cuerpo del animal. También pican a los humanos de la misma forma. Algunas personas sensibilizadas a las picaduras presentan una reacción fuerte de prurito.

Lo primero que debemos saber es si nuestra zona tiene un alto nivel de esta enfermedad, por norma general vuestro veterinario os habrá informado de todas las vacunas necesarias para la zona donde vivís.

 

PLANO_FILARIA_PERROS-Como cuidar a mi perro
En este mapa de España podéis ver aproximadamente las zonas donde mayor y menor porcentaje se pueden contagiar nuestros perretes

 

Como podéis ver, las regiones más afectadas por la leishmaniosis en perros son aquellas pertenecientes a la cuenca mediterránea y su época de más expansión se produce en los meses comprendidos entre el final de la primavera y el final del otoño, aunque en los últimos años, los mosquitos aparecen cada vez más temprano en la temporada (principios de marzo).

mapa latinoamerica - Como cuidar a mi perro
Aquí tenéis también un mapa de Latinoamérica donde podéis ver las zonas de más riesgo para nuestros perretes

 

Leishmaniosis caninas - como cuidar a mi perroLos mosquitos no pueden verse durante el día porque permanecen en grietas y hendiduras. Los mosquitos que transmiten la leishmaniosis canina no viven en las playas, pero son más abundantes en áreas rurales o lugares con árboles en las ciudades, como jardines y parques. El ciclo de actividad de los mosquitos comienza al atardecer y continúa hasta el amanecer. Mayoritariamente, pican más en el exterior, aunque también se ven frecuentemente en el interior de las casas. Buscan el alimento de sangre gracias al olor del animal que les llega a través de las corrientes de aire. Entonces vuelan en contra de dichas corrientes para asentarse y picar. El período de incubación de la enfermedad, cuando han picado a nuestro perrete, puede ser de varios meses sin que veamos ningún síntoma.

 

SINTOMAS:

Los perros afectados, cuando comienzan a dar muestras de los síntomas de su enfermedad, pueden presentar:

Leishmaniosis caninas - como cuidar a mi perro

  • Adelgazamiento.
  • Fiebre.
  • Crecimiento anormal de las uñas.
  • Anemia.
  • Artritis.
  • Insuficiencia renal.
  • Apatía, debilidad.
  • Atrofia muscular progresiva.
  • Úlceras cutáneas.
  • Heridas que no cicatrizan.
  • Piel seca.
  • Caspa.
  • Pérdida de pelo.
  • Falta de pelo alrededor de los ojos.
  • Hemorragias nasales.
  • Inflamación de ganglios linfáticos, hígado y bazo.
  • Cojeras.
  • Lesiones oculares.

 

DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO:

El diagnóstico se realiza mediante pruebas serológicas, análisis de sangre, biopsia de piel, o citología de la médula ósea.

La leishmaniosis canina tiene tratamiento, y éste será más eficaz cuanto más precozmente se diagnostique. Cuanto antes se detecte y se acuda al veterinario mejor, siempre es mejor para los tratamientos que la enfermedad no esté muy avanzada y así las secuelas que sufra nuestro perro no serán tan grandes. Una tardía detección podría llegar a atacar a órganos vitales del perro teniendo que llegar a recurrir a diálisis, trasplantes… o causar incluso su muerte.

Hay que tener en cuenta que la leishmaniosis canina es una infección que a día de hoy no tiene cura, pero los medicamentos disponibles actualmente en el mercado pueden alargar y mejorar la calidad de vida de nuestro perro, llegando incluso a no percibir su enfermedad. Eso sí, es muy importante no olvidar nunca que la leishmaniosis en perros es una enfermedad crónica y por lo tanto estar alerta de posibles recaídas.

Leishmaniosis caninas - como cuidar a mi perro

 

PREVENCIÓN DE LA LEISHMANIASIS EN PERROS

Como podéis ver es una enfermedad crónica y que puede afectar gravemente a nuestros perretes y queda claro que la prevención es, sin duda, el método más efectivo para evitar la leishmaniosis canina.

  • La primera forma para prevenir la leishmaniosis en nuestro perro es evitar el riesgo de sufrir picaduras de insectos. Para ello existen en el mercado diferentes espray, repelentes, pipetas y collares que ayudan las posibilidades (aunque no las eliminan) de recibir un picotazo indeseable.
  • Si tu perro duerme fuera, se aconseja la utilización de mosquiteros durante la noche.
  • En las zonas y fechas en donde el riesgo es mayor, se puede intentar sustituir los paseos nocturnos, los de primeras horas de la mañana o últimas de la tarde por paseos diurnos.
  • Vacunar a nuestros perros

 

LA VACUNA CONTRA LA LEISHMANIASIS EN PERROS

en el año 2011 se presentó la vacuna contra la leishmaniosis en perros. Su administración SOLO ha de ser realizada en perros sanos tras haber sido confirmado en un estudio serológico previo, y sus efectos serán la estimulación del sistema inmunológico de nuestro compañero, que verá reforzada su resistencia a las enfermedades.

También hay que tener en cuenta que la vacuna contra la leishmaniosis no elimina al 100% las posibilidades de contraer la enfermedad, por lo que sigue siendo aconsejable el uso de repelentes, especialmente en las zonas y las épocas más proclives al desarrollo de la enfermedad.

Las posibilidades de sufrir reacciones secundarias negativas a la vacuna son escasas y sus síntomas de escasa gravedad, aunque se han dado casos de perros que han sufridos efectos secundarios graves, sobretodo en perros de pequeño tamaño. Entre los efectos secundarios descritos se encuentra la posibilidad de que nuestro perro desarrolle, en la zona en la que ha recibido la vacuna, inflamaciones, enrojecimientos, endurecimientos o dolores, todos ellos de carácter temporal, y poco preocupantes, que deberían desaparecer a los pocos días.

Debido a la existencia de estos efectos secundarios, existen opiniones muy distintas entre los defensores y los detractores de la administración de la vacuna de la leishmaniosis a nuestros perros, aunque la reducción de las probabilidades de la contracción de la enfermedad es un hecho.

Yo os contare mi caso, vivo en una zona con un alto porcentaje de perro es enfermos de leishmaniosis y  por supuesto Drako está vacunado, le di muchas vueltas antes de hacerlo ya que leí muchas cosas buenas y muchas malas, a final mi veterinario me aconsejo la vacunación ya que  es muy buena forma de prevenir esta enfermedad, cuando le vacunamos y no tuvo ninguna reacción alérgica, la vacuna se la pusimos en tres dosis separadas por unos 21 días, antes de la primera vacuna le hicieron un test donde vieron que no tenía leishmaniosis y le pudieron vacunar sin problema, el test fue completamente gratuito y la vacuna me costó 50€ cada dosis. Las vacunas las realice durante el invierno, se suele hacer así ya que en esta época no hay mosquito.

Yo he de decir que estoy mucho más tranquila este verano, cierto es que no es 100% efectiva, pero ayuda, ya que Drako no puede llevar collares porque es alérgico, de todas maneras, en esta época empiezo a completar su protección contra la leishmaniosis con pipetas para mayor seguridad.

 

¿Qué tal os ha ido a vosotros con la vacuna de la leishmaniosis, o por el contrario no le habéis vacunado? ¿Cuéntanoslo?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *