Decoloracion de la nariz - Como cuidar a mi perro

Labrador retriever

Labrador-Retriever - Como cuidar a mi perro

 

El labrador retriever, o simplemente perro labrador, perros de tamaño mediano, con cuerpo musculoso, fuerte y compacto. Su pecho es ancho y profundo, y la espalda es recta. Este perro es ligeramente más largo que alto. La cabeza del labrador retriever es ancha y presenta un hocico alargado y ancho. La raza presenta mordida en tijera, y las mandíbulas son fuertes. Las orejas del perro labrador son medianas y cuelgan a los costados de la cabeza. Los ojos tienen una expresión vivaz e inteligente, y son de color café o castaño. La cola, característica de esta raza, es gruesa en la base y termina en punta. Lleva un pelaje abundante que le confiere una apariencia redondeada.

El pelaje del perro labrador es corto, denso y sin ondulaciones. Esta raza tiene doble manto. El manto interior es suave e impermeable. El manto externo es más duro y ayuda a mantener la impermeabilidad.

Los colores aceptados para el labrador son el negro, chocolate y amarillo. Este último va desde el crema claro hasta tonos rojizos. Son aceptables pequeñas manchas blancas en el pecho.

Carácter del labrador retriever

labradores jugando - Como cuidar a mi perro
https://www.flickr.com/photos/smerikal/

Una de las características más notables del labrador es su carácter son excepcionalmente sociable, esta raza ha sido la más popular del mundo por más de una década. Además, la estabilidad de carácter de estos perros los ha convertido en los grandes amigos por excelencia de las personas, colaborando como perros de rescate, perros de terapia, perros de asistencia y mucho más.

El labrador retriever es sociable, amigable, leal, inteligente y amante de la diversión. Esta raza es fácil de entrenar, por lo que resulta una buena compañía si se cuenta con el tiempo y el espacio suficiente.

El perro labrador suele ser muy amigable con personas y con perros, pero al igual que todos los perros debe ser socializado correctamente desde cachorro. Correctamente socializado suele ser una excelente compañía para los niños.

Esta raza tiene mucha energía y necesita mucho ejercicio. Por esto, aunque puede adecuarse a vivir en un departamento, es necesario que reciba largos paseos y pueda jugar con otros perros.

A pesar de sus grandes cualidades, el labrador retriever tiende a solicitar atención frecuentemente. Es importante educarlo desde cachorro para evitar problemas de búsqueda excesiva de atención y de ansiedad por separación.

Además, los labradores suelen tener una adolescencia prolongada, por lo que no son las mejores mascotas para personas que prefieren llevar una vida sedentaria. Sí son una buena opción para quienes disfrutan de actividades físicas al exterior.

Muchos labradores tienden a acercarse impetuosamente a otros perros, y esto puede causar conflictos con perros desconocidos. Sin embargo, el labrador retriever no es afecto a las peleas y normalmente las evita, aunque puede meterse en problemas por su ímpetu y energía.

Peso y altura

Labrador - Como cuidar a mi perro

Para los machos, la altura a la cruz se encuentra entre 56 y 57 centímetros. Para las hembras, la altura a la cruz se encuentra entre 54 y 56 centímetros.

El peso de los machos debe estar entre los 27 y los 34 kilogramos. El peso de las hembras debe estar entre los 25 y los 32 kilogramos.

Salud y cuidados

El labrador retriever no presenta una tendencia alarmante a desarrollar enfermedades particulares, pero su gran popularidad ha dañado en cierta medida la cría responsable de la raza. Algunas enfermedades relativamente frecuentes en esta raza son: displasia de cadera, displasia de codo, problemas de la vista y obesidad.

El labrador puede habituarse a vivir en un apartamento pequeño si se le proporcionan los paseos y el ejercicio suficiente. Sin embargo, hay que tener en cuenta que esta raza es muy activa y requiere mucho ejercicio. Además, los labradores no soportan bien la soledad y necesitan mucha compañía.

Lo ideal, ya sea que el labrador viva en una casa con jardín o en un departamento, es que reciba tres paseos diarios para poder ejercitarse y socializar. El juego es muy importante para esta raza y es necesario que juegue con otros perros. De ser posible, es bueno que el labrador retriever pueda nadar de vez en cuando, ya que esta actividad está inserta en sus instintos.

Labrador - Como cuidar a mi perro
https://www.flickr.com/photos/piratescott/

El ejercicio también es necesario para que el labrador no aumente de peso ya que tiene predisposición a la obesidad y no es recomendable darle comida en exceso (pero tampoco hay que matarlo de hambre). No se le debe dejar lleno el recipiente de comida todo el día.

Es fácil mantener en buen estado el pelaje del labrador retriever. Basta con el cepillado frecuente, al menos una vez por semana, y el baño cuando sea necesario. Esta raza pierde pelo constantemente, por lo que el cepillado es fundamental para mantener el buen estado del pelaje y de los muebles de la casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *