Cortes en las piernas - Como cuidar a mi perro

Cortes o Heridas profundas

Muchos de nosotros hemos tenido la desgracia de llevar a nuestro peludo al veterinario de forma urgente por cortes o heridas profundas, en mi caso he tenido que llevar a Drako a urgencias una noche ya que jugando con otro perro en un parque de la zona donde vivo sufrió un corte bastante profundo.

Como siempre digo, lo primero es la calma, no debemos asustarnos para no asustar a nuestros perros, aunque se perfectamente que eso es lo más difícil en casos graves.

Os contare como fue mi experiencia, la verdad es mi chiquitín ni se enteró del corte, él estaba jugando tan contento que si no es porque le vemos con la pata sangrando ni nos damos cuenta de que le había pasado algo.

Cortes en las piernas - Como cuidar a mi perro

En cuanto le vimos la sangre le miramos en el lugar que tan profundo era, ya sabéis que la sangre es muy escandalosa y parece que es más de lo que es y Drako al ser blanco se nota aún más, como vimos que era profunda le llevamos en brazos hasta casa, aunque él podía andar perfectamente, en casa con más calma y mucha más luz vimos que el corte era bastante profundo, llamamos enseguida a varios veterinarios a ver cuál nos podía atender de urgencias ya que todo esto paso por la noche, y gracias a una amiga, fuimos a la clínica donde ella trabaja.

Para que en el camino no fuera manchando de sangre el coche ya que nos tuvimos que desplazar, le puse una gasa en la herida sujeta con un poco de esparadrapo, a modo de protector hasta llegar a la clínica.

Una vez allí la veterinaria que nos atendió fue un encanto, la clínica está en Guadalajara, se llama Díaz de la Cebosa, le limpio muy bien toda la herida a pesar de que Drako no hacía más que quitar la pata (no os lo he dicho pero la herida se la hizo en la pata delantera derecha).

Después de observar que es un corte profundo vio que también se había cortado un poco de musculo, nada grave, pero necesitaba también puntos por dentro para que la recuperación fuera perfecta.

Como Drako no dejaba de llorar y quejarse, tuvimos te dormirle ya que veíamos de sobra que no aguantaría todo el proceso de la cura y los puntos. La verdad es que costó bastante que se durmiera, aunque no podía moverse no conseguíamos que cerrara los ojos y se durmiera profundamente, tardo unos 15 – 20 minutos en quedarse completamente dormido, luego todo fue muy rápido, limpiaron de nuevo la herida y cosieron primero por dentro con puntos reabsorbibles ( unos 2 o 3 puntos), luego prosiguieron en la parte exterior, como era en una zona delicada, justo la articulación de la muñeca, le puso varios puntos separados (6 o 7 ) para que si tenía algún problema con uno no perdiera toda la sutura.

Tras finalizar la sutura le puso un antinflamatorio y un antibiótico en vena de 24 horas de duración.

Drako se fue andando a casa perfectamente, con varias pastillas para varios días.

Al día siguiente todo iba muy bien, le curaba la herida dos veces al día con agua y jabón, un poco de betadine y la Cortes en las piernas - Como cuidar a mi perrocubría con una gasa, los puntos al estar tan bien la herida se le fueron aflojando y a pesar de que regrese a la clínica para que se los apretaran, los termino perdiendo, como os cuento la herida estaba muy bien asique siguiendo el consejo de mi veterinario le seguí curando, limpieza con agua y jabón y una pomada cicatrizante, y la herida bien envuelta para que el perro no pudiera lamerse la herida, pero por desgracia lo consiguió….

Un par de días después le pillamos con la herida abierta, había conseguido aflojarse el vendaje y chuparse la herida, claramente el susto fue muy grande ya que de nuevo veíamos los puntos de dentro, mi mayor miedo es que se le infectaran y tuviera problemas, pero la vedad es que volví a la clínica, la herida estaba muy bien, pero me recomendaron ponerle dos grapas para mantener los bordes unidos y que no ocurrieran más incidentes.

Tras varios días de cuidados y paseos tranquilos con la pierna vendada le quitaron las grapas y su cambio fue radical de golpe, empezó de nuevo a jugar a correr y la herida al día siguiente de la extracción de las grapas estaba perfecta.

Aunque han pasado varias semanas ya de estos incidentes la cicatriz se le nota como es normal pero la curación fue perfecta, y el trato por la clínica veterinaria fue perfecto.

Cortes en las piernas - Como cuidar a mi perro

 

¿Habéis tenido vosotros algún accidente similar con vuestros pequeños? ¡Cuéntanoslo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *