Parasitos Internos - Como cuidar a mi perro

Parásitos internos en los perros : Gusanos

Los parásitos internos son pequeños organismos vivos que se alimentan de otros organismos vivos. Los parásitos internos más frecuentes son los gusanos. Los hay de dos tipos: redondos y planos.

Cómo afectan los gusanos a nuestros perros

Parasitos Internos - Como cuidar a mi perroLos gusanos se localizan en el intestino de nuestra mascota y se alimentan de la sangre y de los nutrientes que encuentran allí. Así mismo desde el intestino pueden extenderte a otros órganos como son los riñones, pulmones, etc.

Los daños que causan pueden ser muy variados y tener graves consecuencias, desde lesiones en los tejidos hasta obstrucción intestinal, provocando infecciones graves e incluso ocasionando la muerte del perro.

 

¿Cómo se detectan los gusanos?

Los gusanos intestinales son difíciles de detectar ya que no se observan síntomas hasta que la infestación está avanzada. Y además la mayoría no se puede ver en las heces, a simple vista.

Pero el hecho que no los veamos no significa que no están, se detectan a través de un análisis de heces.

Los síntomas más comunes son: disminución de vitalidad, pelo sin brillo, pérdida de peso, vientre abultado, anemia, trastornos de la fertilidad, etc.

¿Cómo se pueden contagiar nuestros perros?

Parasitos Internos - Como cuidar a mi perro

Los parásitos, sus huevos y sus larvas se encuentran en todas partes alrededor nuestro. Algunos huevos de parásitos pueden sobrevivir incluso muchos años en el exterior.

Normalmente al nacer los cachorros ya están infectados por los parásitos y si no, se infectan a una edad muy temprana.

¿Cómo se eliminarlos?

La mejor persona para aconsejarte sobre el producto adecuado para tu perro es el veterinario. Lo primero que este hará será un análisis de las heces para averiguar lo grave que es la situación y en función de esos análisis te dará el tratamiento adecuado

Lo más recomendable es desparasitar a los cachorros a partir de la segunda semana de vida y repetir cada dos semanas hasta la duodécima semana. A partir de allí se deberá desparasitar al perro cada 3 meses durante el resto de su vida.

 

¿Cómo se previene el contagio a otro perros o personas?

  1. Recoge siempre las heces de tu perro y tíralas a la basura.
  2. Evita que los niños metan juguetes o sus manos en la boca cuando jueguen en el parque, sobre todo si la zona es frecuentada por perros.
  3. Lava las manos después de tocar o acariciar un perro si no sabemos lo bien que este cuidado.
  4. Lava las verduras crudas antes de comerlas.
  5. Desparasitar bien a tu perro (cada 3 meses).

 

Drako tras su adopción descubrimos que no lo habían desparasitado y al hacerlo nosotros tuvimos que llevarlo al veterinario a que le pusiera una semana de tratamiento hasta que estuvo completamente recuperado, a día de hoy cada tres meses exactos voy a por su pastilla y el encantado con su chuche trimestral. ¿Vosotros habéis tenido algún problema de este tipo? ¿Qué tratamiento os dieron?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *