¿DEJAS A TU PERRO ATADO FUERA DE UNA TIENDA?

A todos nos encanta salir a la calle con nuestros chiquitines y poder ir a comprar con ellos sin necesidad de dejarlos atados en la calle, pero por desgracia nuestra sociedad aún no está acostumbrada a estos comportamientos.

En muchos sitios, sobretodo supermercados se está instalando una zona donde dejar a los perros, las suelen llamar “aparca perros”, en otros simplemente la gente deja atado a los perros en farolas o paperas que están cerca de la entrada al establecimiento, pero todos estos lugares no están exentos de problemas.

Los aparcamientos de perros son lugares dentro del propio centro comercial donde puedes dejar enganchada la correa de tu perro a unos ganchos especiales anclados en la pared mientras tu realizas la compra.

 

Parking perros- Como cuidar a mi perro

 

Si tú estás acostumbrado a dejar a tu perro atado fuera tanto en estos aparcamientos como en farolas o papeleras, deberías tener en cuenta los diferentes peligros que existen.

  1. El primero y más importante de todos, tu perro está sin vigilancia. Esto significa que puede ocurrir cualquier cosa, desde que con los tirones se suelte de la correa o la rompa y escape pudiendo perderse o sufrir cualquier accidente, que pueda ser robado (en los últimos tiempos hay una oleada de robos de perros para peleas clandestinas, independientemente de la raza, sexo, tamaño, etc.), pueda ser golpeado por algo o alguna persona sin escrúpulos (no es la primera vez que un perro atado es golpeado por algún transeúnte inhumano), envenenado, etc.
  2. Tu perro o perros, puede ser una molestia para los vecinos y los transeúntes ya que, si por ejemplo es un perro ansioso y no está acostumbrado a estar atado y solo, puede empezar a gemir y ladrar con la molestia que puede ocasionar a los vecinos de las casas u otros establecimientos.
  3. Tu perro puede causar un accidente. Son muchos los incidentes o accidentes que ocurren con perros que están atados a las puertas de un supermercado: desde el niño que lo va a tocar y recibe un mordisco, la anciana que no ve la correa y se tropieza con ella, o que tenga un encontronazo con otro perro y ocasionen una pelea, etc.

 

Es fundamental que tengas en cuenta todos estos casos ya que todo puede pasar en cuestión de minutos o segundos. Ya sea a la compra o a tomarte algo en algún bar, jamás dejes a tu perro sin vigilancia ante la puerta del establecimiento. La policía recibe numerosas denuncias relacionadas con estas situaciones que son totalmente evitables por nuestra parte.

¿Vosotros que hacéis si salís con vuestros peludos?, ¿os habéis encontrado con algún caso parecido? Cuéntanos vuestra experiencia o vuestra historia .

1 comentario en “¿DEJAS A TU PERRO ATADO FUERA DE UNA TIENDA?

  1. Mi currita se porta muy bien, se queda ahi mirando a ver por donde ando y ni se mueve, cuando vuelvo, mueve el rabito y tan contenta. Eso si, si viene alguien con cara de ladron de perros, le va a labrar fijo y no le va a dejar acercarse. es muy buena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *